miércoles, 25 de mayo de 2011

Bannockburn Vineyards

video
Siguiente parada al suroeste de Melbourne, cerquita de Geelong, la segunda ciudad más grande de la zona. He llegado a esta bodega por el amigo de un amigo, es decir, que podría haber encontrado cualquier cosa. Lo que no me esperaba es catar ¡el mejor Chardonnay hasta ahora probado en Australia!
La visita comenzó en el viñedo. Interesante viticultura, al estilo de Borgoña, con viñedos sin riego (poco habitual en esta zona por la sequía) y de alta densidad de plantación, hasta 10.000 plantas/ha. Así consiguen un rendimiento muy pequeño, menos de 500g/cepa. El suelo es de piedra volcánica mayormente, alternando con restos marinos y todo ello caracterizando los vinos; el conocido término de "terroir". Además practican el "mulching", extendiendo paja seca en el suelo del viñedo para evitar utilizar herbicidas y mantener de forma natural la humedad del suelo. Practican viticultura orgánica y sostenible, aunque en años complicados como 2011 tienen que aportar algún producto para no perder la cosecha.
Visto el precioso viñedo, pasamos a la bodega, todo de la mano del enólogo Michael Glover, que hasta ahora había estado bastante formal. Una vez abierta la primera botella, la segunda y unas cuantas más, y después de catar sus barricas y algún depósito, conocimos al auténtico Michael, un romántico del vino.
Música clásica de fondo para descubrir un Chardonnay buenísimo, mantenido durante 2 años con sus lías y a partir de ahora 3 años de lías, que mejoran el vino aún más. Seguimos la ronda con Pinot Noir, peculiar estilo tradicional, elaborado con racimos enteros. Y así divagamos con eternas discusiones entre corcho natural o tapón de rosca (95% en Australia); levaduras sí o levaduras no... bla, bla, bla,.. y el tiempo volaba. Al final de la tarde, contentísimos con la atención recibida y el descubrimiento de excelentes vinos, y sobre todo con otro amigo amante del vino que seguro nos hace pronto una visita en Rioja.
¡Gracias Michael!

3 comentarios:

Diego Cuesta dijo...

La has clavado con la canción... ja, ja.

Elena Corzana dijo...

¿Casualidad?
Para información de todos, la canción es de Crowded House, grupo australiano, y se titula Four seasons in one day, como el tiempo en Melbourne y alrededores. Otra opción era música clásica porque cuando estuvimos en la bodega era el sonido de fondo, para armonizar los vinos en inspirar a los trabajadores.

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Maravillosas imágenes e intresantísimo post. Desconocía el concepto de "mulching" y me gusta mucho.

Se me hace la boca agua...¡no! se me hace la boca vino!!!

Abrazo