lunes, 23 de septiembre de 2013

Don Rafael de la Garnacha

 
En un lugar de la ... Sierra de Gredos, cuyo nombre es Navaluenga, no ha mucho tiempo que he pasado un gran día entre Garnachas.
Y es que allí vive un hidalgo de los que ama su escenario y le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra, como para el servicio de su región, hacerse bodeguero andante, e irse por todo el mundo dando a conocer las buenas uvas de Garnacha de las que hace mención.
La andadura comenzó en 2003, cuando casi una docena de vecinos, apenados por el abandono de los viñedos de su alrededor, decidieron unirse para salvar al menos algunos de ellos. Con humildad pero con la ambición de llegar a posicionar los vinos de Garnacha de Gredos entre los más reconocidos del mundo.
Diez años después, el sueño ha crecido hasta tener una bodega propia, elaborar 6 tipos de vino 100% Garnacha, y estar presentes en mercados lejanos como Canadá y EEUU.
No sin dificultades, han hecho frente a diversos molinos y hoy están haciendo vinos con alma, de los que se sienten orgullosos. Cada vez conocen mejor sus uvas y como se comportan con el paso del tiempo. Estas garnachas tienen una acidez propia de los 800 m de altitud donde son plantadas y por tanto sus vinos longevos e interesantes. Y tan dignos como los vinos son las personas que les dan vida. Con ellos he pasado un día genial, catando varias añadas de sus vinos, visitando los viñedos y disfrutando de unas patatas revolconas, judías y queso de cabra de Gredos. ¡Qué fermoso maridaje! que diría el hidalgo.
¡Acudid a visitarles! La zona no tiene desperdicio para pasar un buen fin de semana en una casa rural, actividades de aventura, gastronomía y un buen rato en la Garnacha del Alto Alberche.
¡Tienen muchas andanzas que contar! 
 

video

martes, 27 de agosto de 2013

Vino y Color en Valenciso

Arte y Vino en Valenciso : Jose Uriszar, el pincel de Rioja
 
Escrito por: Juan Cuatrecasas en El Alma del Vino
 
video
Hay bodegas en Rioja, cuya repercusión sobrepasa los límites del vino que elaboran, añada tras añada. Una de ellas es Valenciso, cuyas cabezas visibles, Luis Valentín y Carmen Enciso nos sorprenden muy a menudo, con eventos culturales y festivos de indudable valor.
Tengo la suerte de contar con ellos como amigos y cada vez que me invitan, asisto a alguna de estas actividades, porque además de ser muy buenos anfitriones, es un lujo poder estar rodeado de viñedos compartiendo con ellos y con otra serie de invitados, actos como el que pude disfrutar en compañía de mi esposa y de otros amigos de Valenciso, el viernes pasado.
José Uriszar era el eje motor de una jornada que yo calificaría como Arte y Vino, y durante la que pudimos ver al artista en plena realización, pintando en acrílico un bello paisaje de viñedo, que todos los presentes teníamos delante de nuestros ojos.
Uriszar se plantó delante de los invitados de Valenciso, bien equipado; y mientras movía la muñeca con rigor y buen pulso, fue explicando los secretos de su actividad de pintor.
Como en el cine, en donde la pantalla se lee de izquierda a derecha, también sobre el lienzo y en nuestra cultura occidental, nuestros ojos buscan en ese mismo sentido de orientación.
La paleta de colores de Uriszar fue mostrando todo su repertorio, colección de colores de los que el pintor suele hablar muy a menudo, y que nombra y muestra con el orgullo de un buen conocedor de las referencias polícromas.
Uriszar reconoce ser un amante del vino y del viñedo, y ante una pregunta de uno de los presentes, admite disfrutar más pintando la viña otoñal, porque "el verde no es un color que me guste en especial".
No cabe duda de que la gama de colores que aporta el viñedo tras la vendimia ofrece un amplio punto de posibilidades a quienes como Uriszar aprovechan la ocasión para plasmar la belleza en el lienzo.
Impresiona la visión espacial del artista, su clara vocación creativa, su implicación artística y el dominio absoluto que demuestra cuando se trata de combinar colores y gamas.
De unas primarias manchas, Uriszar saca oro en poco tiempo, manejando con maestría pincel, paleta y trapo.
El resultado final es espectacular, realidad comprobada y aplaudida por todos los presentes.
Jose afirma que la acuarela es la más difícil de las propuestas pictóricas y no por ello la más valorada, aunque sea con la que él más se identifica.
Puedo concluir diciendo que además de buena gente, Jose es un excelente artista y un brillante catador de vino, pura creación, serena expresión.
Y que experiencias como la del viernes por la tarde en Valenciso le acercan a uno a esos instantes de calma y paz que tanta falta hacen en épocas como la que nos ha tocado vivir, llenas de stress y ajetreo. Catar el blanco fermentado en barrica en edición de añada 2012, del que hablaré en una entrada de mi blog posterior a la presente; y el Reserva 2006 de Valenciso, mientras ves las evoluciones de un pintor de viñedo, es lujo e ilusión. Real ilusión.
Agradezco a Jose su lección de artista y a Luis y Carmen por la amable invitación.
Tardes como esta engrandecen más, si cabe; a la maravillosa Rioja.

www.valenciso.com
https://www.facebook.com/pages/VINO-Y-COLOR/322792383406
http://almavinocuatre.blogspot.com.es/

lunes, 10 de octubre de 2011

Loa al Vino

- ¿Por qué vendes tu vino, mercader?
¿Qué pueden darte a cambio de tu vino?
¿Dinero?... ¿Y qué puede darte el dinero?
¿Poder?... ¿Pues no eres el dueño del mundo
cuando tienes en tus manos una copa?
¿Riqueza?... ¿Hay alguien más rico que tú,
que en tu copa tienes oro, rubíes, perlas y sueños?
¿Amor?... ¿No sientes arder la sangre en tus venas
cuando la copa besa tus labios?
¿no son los besos del vino tan dulces como
los más ardorosos de la hurí?
Pues si todo lo tienes en el vino, 
dime mercader, ¿por qué lo vendes?

The wine merchant - P. Massani
- Poeta, porque haciendo llegar a todos mi vino,
doy poder, riqueza, sueños, amor...
porque cuando estrechas en tus brazos a la amada me recuerdas;
porque cuando quieres desear felicidad al amigo, levantas tu copa;
porque Dios cuando bendijo el agua
la transformó en vino,
y porque cuando bendijo el vino
se transformó en sangre...
Si te ofrezco mi vino..., poeta,
¡no me llames mercader!

                     OMAR CYAN, poeta árabe-español

miércoles, 14 de septiembre de 2011

DOURO - Quinta do Vale Meão

¡De vendimia en vendimia! Esta vez ha tocado en el alto Douro, donde nos esperaba nuestro amigo Pedro Balda rodeado de una gente estupenda que nos enseñaron todo respecto a su viticultura y enología.
Quinta do Vale Meão es una bodega icono de los vinos de Duero y Porto.
Primero visitamos el viñedo donde Pedro estaba tomando unas muestras para medir la superficie foliar.
Las variedades cultivadas son todas portuguesas y las principales son Touriga nacional, Touriga franca, Tinta roriz, Tinta cão y Trincadeira (Tinta amarela)

Tinta roriz (1) es familia de nuestro Tempranillo (2). Queríamos ver las diferencias así que hicimos una cata de uvas de Tempranillo traídas de La Rioja (de Navarrete) y uvas Tinta roriz de su finca. No estaban en el mismo punto de maduración, la vendimia allí lleva unos 20 días de adelanto. Aún así vimos diferencias que harían pensar que son dos variedades distintas. Tempranillo más vegetal y más fino, y Tinta roriz más carnosa y madura pero con un tanino en el hollejo muy secante. Será por esto que allí no les gusta nada esta variedad. Luego catamos los vinos, también diferentes, los nuestros más atlánticos y los suyos mucho más mediterráneos, pero muy buenos.
Y lo mejor de la visita... ¡el pisado de uva! En lagares de piedra se pisan las uvas destinadas a Porto Vintage, el de más calidad, elaborado sólo los años excelentes. Este 2011 dicen que será un Vintage. El lagar se llena a capas, primero con uva despalillada, luego raspón, luego uva, raspón y uva. Y luego.. ¡a pisar! Allí nos metimos 14 personas a bailar sobre uvas la rumba portuguesa como veréis en el vídeo. Lo pasamos genial ¡aunque luego tuvimos los pies negros unos cuantos días! Nos acogieron superbien y la experiencia fue inolvidable. ¡Muchas gracias a todos, muito obrigada!
video

jueves, 14 de julio de 2011

Bodegas AROA - Navarra

Esta mañana he visitado a mi amigo Iñaki Olabarri, enólogo de Bodegas Aroa, y me he llevado una grata sorpresa.
De camino a la bodega he pasado por Grocin y me he quedado con la boca abierta, ¡qué bonito! ¡Y yo sin mi cámara de fotos!
La bodega es un edificio de formas geométricas, de madera y hormigón, de los que todos queremos una foto, ¡ay la cámara otra vez!
Con Iñaki hemos catado sus nuevas creaciones, de diferentes barricas, por cierto en una sala muy coqueta.
Las variedades: Tempranillo, Cab. Sauvignon, Merlot, Garnacha y este año empezarán con las blancas.
Todo VINO ECOLOGICO, la tendencia a seguir, sin duda.
Y ya tienen premios, Baco de Oro al Rosado 2010, riquísimo, muy bien presentado y del que queda ya poco stock.
Y el premio gordo: 92 puntos Parker a su tinto 2008.

Otro punto imprescindible: el enoturismo. Restaurante, visitas guiadas, vinoteca, senderismo, ...
¡Suerte chicos y enhorabuena por vuestros vinos y filosofía de trabajo!