viernes, 5 de noviembre de 2010

Castillo de Cuzcurrita, ¡qué descubrimiento!

Ayer, que hacía un día precioso en La Rioja, fui con mi amigo Jose a una bodega que tenía muchas ganas de visitar ya que soy fan de sus vinos.
Allí nos recibió Juan Díez del Corral, encantador, cercano y profesional. Nos enseñó los viñedos que rodean la bodega, especialmente bonitos en esta época del año, 17 Ha de Tempranillo, "cerrados" por una muralla (de ahí el nombre de uno de sus mejores vinos)
La propiedad en sí tiene mucha historia ya que hay un castillo fechado del siglo XV y que se conserva perfectamente, además de estancias anexas restauradas hace años.

La bodega me encantó. Toda la uva es seleccionada en campo y luego en cinta de selección. Tiene 14 depósitos de acero troncocónicos para la fermentación alcohólica y todo el movimiento de uva y vino se hace por gravedad y con OVI (Objeto Volador Identificado) movido por puente grúa. Ahí entendí la concentración polifenólica de sus vinos.
Durante su crianza en barrica (roble francés de tonelerías que personalmente me gustan mucho) trabajan las lías mediante batonnage. Aquí entendí el amplio volumen en boca, tan agradable y poco habitual en vinos de zonas altas y frescas.
video Me gustaban sus vinos y ahora sé que me gusta también la bodega y las personas que hacen todo posible, así que ha sido una grata sorpresa y por eso lo he compartido con vosotros.
Ojalá que vaya encontrando más de este tipo de excelencia en el mundo del vino, así da gusto.
¡Hasta pronto!

No hay comentarios: